05-07-2019

¿Aún tenemos que anunciar que hay spoilers de “Endgame” en la siguiente nota?¿O ya podemos escribir de esa película sin problemas? Genial, porque ahora hablaremos del gran spoiler de la última película de “Avengers”. 

Lo que pasa en ese film tiene repercusiones gigantes dentro del MCU (Universo cinematográfico de Marvel, por sus siglas en inglés). Y es que su twist final, con viaje en el tiempo incluido, generó muchísimas dudas en los fans y muy pocas respuestas.

Pero hay una escena en específico que causa la mayoría de estos cuestionamientos: cuando Sharon Carter, familiar de Peggy Carter, se da un beso con Steve Rogers en “Capitán América: Guerra civil”. Después del viaje en el tiempo, en el que el Capitán América decide quedarse en el pasado para estar con su amor, Peggy, se crearon dos opiniones, una decía que se habían creado dos líneas temporales paralelas y la otra decía que era la misma realidad que había sido afectada por la decisión de Rogers.

Sabemos que es algo complicado, pero por favor quédense con nosotros. Si la segunda teoría es verdad y es el mismo espacio tiempo el que Steve altera con su viaje al pasado, cabe la posibilidad de que ese beso sea entre familiares, por lo tanto, incesto.

Mucha gente parece pensar que esa es la teoría verdadera, en especial por el final del film en el que aparece el Capitán en el presente, pero con una edad mucho más avanzada, lo que sería una clara muestra de que el tiempo en Marvel es lineal.

El problema es que en entrevistas, ni siquiera los mismos actores o directores parecen ponerse de acuerdo en cómo funciona el viaje en el tiempo. Por lo mismo, en la Ace Comic Con, el actor que hace de Steve Rogers recibió la pregunta de si el viaje en el tiempo de Steve tiene consecuencias incestuosas en el momento en que besa a Sharon. La respuesta de Chris Evans fue la siguiente: 

“Ustedes están buscando continuidad en estas películas, entiendo, pero no estoy seguro de poder darles esas respuestas. Sería realmente una mierda si les dijera ‘pregúntenle a los guionistas’, pero, bueno, pregúntenle a los guionistas. Miren, entiendo que hay muchas dudas con el espacio tiempo, pero si hay algo que aprendí de trabajar todo este tiempo con Marvel es que realmente no dejan ningún cabo suelto. Siempre que hay una pregunta, existirá una respuesta”.

Así es como Evans, fiel al estilo Marvel, nos prometió respuestas, pero no nos la dio. Muchos afirman que esto solo fue un agujero en el guión y que ni Marvel sabe cómo solucionarlo, pero otros piensan en que claramente no hay nada de extraño en ese beso. Solo nos queda esperar para ver si alguna de las siguientes películas puede explicar un poco mejor las cosas.